¿Qué es la ITE?

    La ITE (Inspección Técnica de Edificios) es una inspección donde se comprueban las condiciones de seguridad, de estabilidad y la consolidación estructural de los edificios, supone un instrumento para prevenir daños y evitar las consecuencias de la falta de conservación en los edificios. Mediante la inspección del edificio, un técnico competente (arquitecto técnico) supervisa su estado de conservación, enumerando en un informe los posibles desperfectos que se aprecien, describiendo sus causas y detallando las medidas recomendadas para asegurar su estabilidad, estanqueidad y consolidación estructural.

¿Por qué la ITE?

    La ITE es un instrumento para prevenir daños y evitar las consecuencias de la falta de conservación de los edificios. Una inspección periódica del estado de conservación de los edificios permite alargar la vida de los mismos, evitar daños materiales y riesgo para las personas. La ITE tiene por objeto prevenir, que siempre es más barato que reparar.

¿A quién obliga la ITE?

    La Ley Urbanística Valenciana (Ley 16/05 de la Generalitat Valenciana), establece que los propietarios de toda edificación catalogada o de antigüedad superior a 50 años deben promover, al menos cada 5 años, una inspección técnica sobre su estado de conservación. La LUV obliga a todos los propietarios, personas físicas o jurídicas, titulares de cualquier tipo bien inmueble (viviendas, oficinas, comerciales, etc.) de más de 50 años o catalogado. En el caso de viviendas o locales integrados en Comunidad de Propietarios, corresponde a ésta promover la inspección. Enlace a la Ley

¿Cómo se pasa la ITE?

    La inspección se lleva a cabo por un profesional cualificado (arquitecto técnico o aparejador), quien determinará el estado de conservación del inmueble y emitirá el correspondiente informe. Dicho informe debe contar con el visado del Colegio Profesional, que garantiza la cualificación del profesional que lo suscribe y una copia del mismo se presentará en el Ayuntamiento correspondiente. Ejemplo Ficha ITE

¿Qué sucede si la ITE es favorable?

    Si, a juicio del técnico, el edificio se encuentra en buenas condiciones, el resultado de la ITE será favorable y los propietarios no tendrán que llevar a cabo ningún tipo de obra. El expediente será archivado por el Ayuntamiento hasta la siguiente inspección.

¿Qué sucede si la ITE no es favorable?

    Si el resultado de la ITE es desfavorable, se reflejará en el informe, describiéndose las lesiones encontradas, calificando su gravedad y detallando la solución. Se establecerá entonces un plazo aproximado para llevar a cabo las obras de reparación en el edificio.